LA LICENCIA

Aguardaos compañeras

No paséis mas adelante

Que voy a pedir permiso

A aquella estrella brillante.

Con permiso del señor Cura

Y de mis queridos padres

Vengo a pediros Señora

Licencia para cantarle.

Estas ocho doncellitas

Con este bollo florido

A ofrecerlo a la Virgen

Y a su Santísimo Hijo

No paséis mas adelante

Quedaos hoy en la puerta

Mientras le pido permiso

Al párroco de la iglesia.

Ya voy en medio de la Iglesia

Ya paso más adelante

Ya voy a pedir licencia

A aquella estrella brillante.

Decidme padre espiritual

Habéis visto en este templo

A la Santísima Virgen?

Pues yo miro y no la veo

Cansada vengo de andar

Por las calles y las plazas

Llego a su puerta y la llamo

Tampoco la encuentro en casa.

Ave María Purísima

Vuelvo a llamar con ternura

En tu casa esta la señora

Una tierna criatura

Dios os guarde Virgen Pura

Dios os guarde Virgen Madre

Vengo a pediros Señora

Licencia para cantarte

Unas hermanitas mías

Se quedaron en la puerta

Que no han querido pasar

Sin que le deis la licencia

Al Sacerdote muy amado

También le pido licencia

Para poder entrar hoy

Con el bollo por la iglesia.

Entrad compañeras mías

Entrad todas para adentro

Ante todo venerar

Al Divino Sacramento.

Entrad, entrad compañeras

Entrad gustosas, entrad

Para ofrecer nuestro bollo

Licencia tenemos ya

Entrad todas para adentro

Y no os acobardéis

Que ya traigo la licencia

Ya lo podéis ofrecer

La licencia la tenéis

Verla aquí en la mano mía

Que la firmo el Sr. Cura

Por la Sagrada Maria

Verla aquí

Puesta en mis manos

Que la firmo la justicia

Por la Virgen del Rosario.

LICENCIA

Somos ocho compañeras

Que sin temor y sin miedo

Venimos a dar un bollo

A la Virgen del Piñedo.

Estamos ya cansaditas

De andar por las calles y plazas

Y de encontrarla tenemos

Perdida ya la esperanza.

Pero esperad un momento

Compañeras de mi amor

A ver si esta esa doncella

En el templo del señor

Enseguida que la encuentre

A vosotros volveré

Y a la reina de los cielos

A todas presentaré.

Vosotros pueblo querido

¿habéis visto a esa doncella?

Nos dijeron que era pobre

Y también que era muy bella.

Por que es pobre le traemos

Un bollo para obsequiarla

Y por ser bella le damos

El corazón para amarla

¿Pero donde esta la paloma

De los cielos tiene el nido?

No la he encontrado en la calle

Y a este lugar he venido.

Y tampoco aquí la encuentro

Decidme ¿Dónde estará?

A mi compañera dije

Que la había de encontrar.

Y estoy en medio del templo

Y no veo a esa doncella

¿Dónde estas Virgen querida?

¿Entre toda la más bella?

Sacerdote del Señor

Vos que vivís en el Templo

Y haces en el tu mansión

¿has visto alguna mujer

Y entre sus brazos un niño?

Ya tiempo que la buscamos

Llenas de santo cariño.

La he visto ya ¡ virgen Pura!

Madre de nuestro amores¡

Al verte alegres se vuelven

La tristeza y dolores.

Ha tiempo que te buscaba

Con otras ocho doncellas

Si me dais vuestro permiso

Voy enseguida por ellas.

No me lo neguéis ¡Oh madre!

Te lo pido con amor

Que si vos me lo negareis

Moriría de dolor.

Y vos Sacerdote eterno

Que diriges nuestras almas

Dad licencia a estas doncellas

Que hoy a la Virgen aclaman

Entrad compañeras mías

Pasad todas para adentro

Y ante todo, venerar

Al divino sacramento.

La licencia esta en mis manos

Que el señor cura firmo

Vayamos pues a la Virgen

Con el más sincero amor.

Entrad, entrad compañeras

Y no tengáis ningún miedo

Ofrezcamos este bollo

A la Virgen del Piñedo.

Para empezar a cantar

Hemos pedido licencia

Lo primero a nuestros padres

Como hijas de obediencia

Lo segundo al señor cura

Como padre espiritual

Hemos pedido licencia

Para empezar a cantar.

Al entrar en este templo

Pedimos licencia al cielo

Al señor cura y Justicia

Y a este Reciente Cordero.

Tomemos agua bendita

Y a la frente la llevamos

Y ofrecemos a María

Este bollo que traemos.

Tomemos agua bendita

Con los dos dedos del medio

Que nos sirvan de escalera

Para subir a los cielos.

Quien es aquel Sacerdote

Que está en el Altar Mayor

Es el Ministro de Cristo

Para nuestra salvación.

Caminemos compañeras

Por esta iglesia adelante

A visitar a María

Por ser la estrella brillante.

Hoy día de las Candelas

El día dos de febrero

Que sale a Misa la Virgen

La gran Reina de los Cielos.

Apártense las señoras

Y dejen libre la vía

Que vamos estas doncellas

Dando gracias a Maria

En el Portal de Belén

Ha nacido el gran Mesías

Y no le llevan al Templo

Hasta los cuarenta días.

Cuarenta días estuve

Sagrada Virgen María

En el Portal de Belén

Para hoy salir a Misa.

Hoy hace cuarenta días

Que dio a la luz la Virgen Santa

Al Rey de Cielos y Tierra

Quedando pura y sin mancha.

Según la Ley de Moisés

Ninguna mujer podría

Irse a presentar al Templo

Hasta los cuarenta días.

Hoy la presentan al Templo

Al anciano Simón

Lo recibe entre sus brazos

Dando gracias al señor.

La Virgen se viene al Templo

A la purificación

No porque tuviera mancha

Pues estaba como el sol.

La Virgen como era pobre

No le ofrece a Dios cordero

Que le ofrece dos palomas

Como reza el evangelio.

Estas ocho doncellitas

Te ofrecemos este Don

Y además te ofrecemos

Un humilde corazón.

Una buena voluntad

Y un corazón verdadero

Con los más grandes tesoros

Que gustosas te ofrecemos

Perseguida por Herodes

Tuviste que huir a Egipto

Avisada por un Ángel

Por que muriese el niño

Multitud de niños fueron

Los que murieron entonces

En manos de los verdugos

Por obedecer a Herodes.

Sois la fuente donde nacen

Abundantes maravillas

Perdonar nuestros pecados

Sagrada Virgen María.

Nos ponemos de rodillas

A pedir a dios perdón

Y su Santísima Madre

Nos eche la bendición.

Y además te pedimos

Con rendidos corazones

Que nos cubras con tu manto

En todas las tentaciones

Y vos recibís señora

Este pobrisimo don

De estas doncellas que dejan

Ante ti su corazón.