LAS RELIQUIAS DE SAN BOAL EN MANZANAL DEL BARCO.


En la ciudad de Zamora, a cinco de marzo de mil novecientos cuarenta y siete,
con la aprobación y licencia del Excelentísimo Sr. Obispo de la diócesis Dr.
Jaime Font y Andreu, reunidos en la iglesia parroquial de San Torcuato los
señores siguientes: D. Benjamín Martín Sánchez, cura ecónomo de la
Parroquia dicha, D. Serapio Orduña, como notario Eclesiástico, D. Marcelino
Martín Luelmo alonso, Catedrático Numerario de Lengua y Literatura Español
en el Instinto Nacional de 2º Enseñanza de Zamora (quien como investigador
y cronista dijo hallarse en el arca que estaba en el Altar
Mayor las reliquias de San Boal y por incuria y olvido del tiempo se ignoraba
fuesen los restos de dicho santo) se procedió a abrir dicha arca y a la
clasificación de los huesos y objetos en ella contenidos:
• En cuanto a los huesos el doctor medico los clasificó en esta forma
Restos de un esqueleto de adulto:
1. Las dos extremidades inferiores de fémur
2. exterioridad superior muy deteriorada de un fémur
3. varios trozos de diáfisis de fémur
4. extremidades superiores de dos tibias
5. trozo de cabeza de humero
6. trozo de cabeza de fémur
7. Varios trozos de diáfisis de húmero
8. Un trozo de iliaco con la cavidad cotiloidea
9. Un trozo además de iliaco con restos de cavidad cotiloidea
10. Varios trozos de costillas
11. Un metatarsiano
12. Una falange
13. El temporal izquierdo
• Aparte hay unos restos de un esqueleto de niño de muy corta edad y estos son:
1. Unas costillas de niño de corta edad
2. Una vértebra muy deteriorada, parece de región lumbar
3. Un trozo de bóveda de cráneo
4. Unas falanges y una tibia de niño, la mitad superior
5. Unos trozos de restos pequeños de difícil clasificación
• Además hay unos trozos de madera, piedras y cantos pequeños más
un trozo de hueso que parece una quilla de ave.
• Existen además dentro del arca de las reliquias de
• San Boal otras dos cajitas, en una de las cuales hemos dejado
colocados los restos de un niño y la quilla de ave.
Dichas cajas son: una de madera antigua, tamaño pequeño, al parecer del siglo
XII, en la tapadera figura la escena de la pasión lanzada y otro con la esponja
de "yel" y vinagre, y otras figuras de
San Juan y la Stma. Virgen.
Otra caja es de madera con aplicaciones de marfil y con figuras en la tapadera
de tipo romántico-gótico.
EL ARCA DONDE SE HALLAN LAS RELIQUIAS DE SAN BOAL: la cual
mide noventa y cinco centímetros de larga, cuarenta y cuatro de ancha por
cincuenta de alta, es la del dicho San Boal y la misma que se nos habla en el
libro de visitas pastorales correspondientes el año 1752- mil setecientos
cincuenta y dos, donde el folio 96 se lee: "después habiendo vuelto su merced
a mudar capa abrió un arca de madera, que estaba y se había bajado del último
cuerpo al altar mayor en la que halló dos cajitas y varios huesos que se dice y
es tradición ser del glorioso San Boal o Baudelio, mártir que fue en las
cercanías de esta ciudad y que estuvo muchos años sepultado entre los dos
colaterales de esta dicha iglesia cuya dicha arca volvió a cerrar su merced
después de haber dado a adorar al pueblo las expresadas reliquias".
El Sr. cura ecónomo de la parroquia de San Torcuato, visito el parecer del
Excmo. Prelado, mando hacer unas palomillas de hierro para colocar dicha
arca en una de las paredes de la misma sacristía, donde se puso el día 12 de
febrero de mil novecientos cuarenta y ocho, de que certifico.